Inspirada en las bellas creaciones de Tilda es que me dispuse un día a recoger todos aquellos pedacitos de tela que me sobraron de las muchas cositas que le hice a mi Palomita y los fui uniendo unos con otros hasta que le di forma a la nueva cortina para mi taller.
Primero se unieron los cuadraditos unos con otros, cuando tuve la medida precisa de la ventana le puse un forro color crema y abajo unos vuelos del mismo color.
El taller se ve hermoso porque al pegar el sol todo queda en tonos rosa.

1 comentarios:

Maria dijo...

Que preciosidad, me encantan los colores y el estilo. Muy bonita.